Comprar en línea: las ventajas de ofrecer un producto en Internet

Publicado en por Bego

Internet no tiene fronteras y esto es un punto a favor para el comercio electrónico. A continuación, las ventajas del comercio electrónico y un poco más de claridad en este gran centro comercial de Internet que ofrece muchas oportunidades con poco riesgo.

Comercio electrónico: un mundo de posibilidades

Gracias a que el comercio electrónico permite vender en cualquier país, cualquier vendedor tiene la posibilidad de vender sus artículos en todo el mundo. No es necesario que sean objetos pequeños o productos informáticos. Bicis, electrodomésticos, ruedas de bicicleta (lo que significa que también todo tipo de repuestos) o cualquier otro tipo de productos que las tiendas en línea ofrecen hoy en día y que son casi todos.

Además de abrir fronteras, Internet permite vender lo que el consumidor tradicional podría ver difícil encontrar años atrás. En poblaciones donde no se encuentran todos los servicios o incluso en ciudades donde es difícil encontrar un producto en concreto (por ejemplo, productos para celíacos a buen precio), con el comercio electrónico, al consumidor se le abren un mundo de posibilidades.

También al vendedor se abre la puerta al éxito, sobre todo si sabe elegir bien: un producto con éxito, un producto que se venda sin miedo en Internet o un producto que satisfaga una necesidad que no es fácilmente accesible en un mercado tradicional e incluso lo mismo que vemos en estos mercados físicos pero a un buen precio y con la comodidad de hacer las compras en el hogar.

Cada vez más, el consumidor sabe las ventajas que Internet le ofrece (precio más económico porque se eliminan los costes fijos, mayor variedad de productos, mayor información sobre productos y empresas) pero también el vendedor, que no necesita asumir grandes inversiones para poder emprender su negocio en la red.

¿Qué se necesita para vender en Internet?

Para empezar a recibir compras en línea se necesita muy poco:

  • Un dominio adecuado al tipo de producto que se venda o con el nombre de la empresa. (Compra y alojamiento en Arsys.es, o 1and1.com, por ejemplo).
  • Una página web, personalizada o utilizando plantillas según la plataforma de venta de comercio electrónico que se elija (Prestashop.com u Oscommerce.com, por ejemplo).
  • Un producto vendible, con consumidores potenciales en Internet y que sepa a quién y cómo dirigirse.
  • Promoción (Google Adwords o páginas afines).

Lo más importante es el producto pero como en la vida real, la promoción de la página y las alianzas en páginas afines no puede dejarse en segundo plano.

Full Spectrum E Commerce Shopping Carts

Etiquetado en Marketing

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post