Monday 22 august 1 22 /08 /Ago 04:20

Producir tanto como el consumidor necesite es un reto en épocas de mucha demanda, pero cuando ésta baja, la empresa debe adaptarse a éste cambio para seguir maximizando sus beneficios. Para ello, se necesita adaptación y algunos consejos que se encontrarán más abajo.

Producción flexible: el secreto de la economización de gastos y la rentabilidad en beneficios

Producir de forma flexible permite adaptarse a los cambios que se producen en la demanda. Si esto no se hace, en épocas donde ésta es alta, puede que la producción esté cubierta, pero cuando la demanda baja y la empresa se encuentra prácticamente realizando producción por encargo, es fundamental poder adaptar la producción de energía y el sistema productivo en general a la nueva condición.

Esto permite reducir los gastos variables, como es la energía, el número de trabajadores en plantilla, la compra de materia prima, la inversión en maquinaria y en definitiva, todo lo que forme parte del proceso de producción y dependa de él directamente.

Evidentemente, los costes fijos son inamovibles (coste del alquiler, etc.), pero los variables son los que permiten otorgar a la empresa esa flexibilidad y sobrevivir en las mejores condiciones en épocas de baja demanda, olvidándose de la producción continua y el continuo almacenamiento de stock por vender debido a unos sistemas de producción por optimizar.

Cómo implantar una producción flexible

No es necesario recortar plantilla para obtener una producción flexible y reducir gastos. Disponer de trabajadores polivalentes es una solución, que puede permitir pasar de un puesto a otro el mismo trabajador en función de las necesidades en cada época del año.

Otra opción es el alquiler de maquinaria, que pasa el gasto fijo de la misma a un gasto variable en función de la demanda que se tenga. En épocas de poca demanda, se pueden alquilar menos máquinas, con lo que se reduce también este gasto.

Existen muchas empresa donde alquilar este tipo de material en función de la actividad de la empresa. Algunos ejemplos son: AlcoGrupo.es, Hune.com o Maquiusa.com.

La flexibilidad de producción hace referencia a cuatro áreas: funcional, numérica, salarial y en el proceso de trabajo, por lo que debe trabajarse en todas las partes.

De este modo, existen básicamente tres tipos de acciones que las empresas pueden tomar:

1- Acciones sobre el volumen de efectivos pero también sobre la duración del

trabajo (por ejemplo, jornada intensiva en épocas de menos trabajo).

2- Acciones que afectan a la remuneración (fijo + comisiones, por ejemplo).

3- Reestructuración de trabajo que permita disponer de personal polivalente

capaz de ajustarse a las necesidades de la empresa en cualquier época.

No es necesario perjudicar a los trabajadores para tener una producción flexible. Con un buen sistema flexible adaptado a las cuatro áreas de la empresa, la empresa puede reducir gastos, optimizar su rentabilidad y tener satisfechos a sus trabajadores.

Campus Party Colombia 2009 (19)
Por Bego - Publicado en: Marketing
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Presentación

Crear un Blog

Calendario

November 2014
M T W T F S S
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             
<< < > >>
 
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso